Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Dibujo’ Category

Qué

“Dibujar es un trabajo muy preciso, un sueño y una manera de cambiar el mundo”
Moebius

La figura corpórea del maestro Jean Giraud – aka Moebius – nos dejó a comienzos de marzo de este mismo año, pero su esencia nos sigue acompañando a través de su obra inmortal y permanece en las retinas y mentes de millones de seguidores en todo el mundo.

Él supo transmitir a diferentes generaciones su fascinación por el volumen y las superficies, con un discurso gráfico surrealista y fantástico, dominado por mundos imaginarios poblados por seres de otro plano. Ahí quedan referencias dentro de la novela gráfica como ‘El Garaje Hermético’, ‘Arzach’ o ‘El Incal’ – junto a Alejandro Jodorowsky -, así como los diseños de storyboards y vestuarios para el mundo del cine a las órdenes de Ridley Scott, George Lucas o David Lynch, en grandes producciones como Tron, Alien, Abyss o El Quinto Elemento. Tampoco podemos olvidarnos de su particular experiencia en la animación de sus personajes, reflejadas en piezas como ‘Arzak Rhapsody’ y ‘Thru The Moebius Strip’.

Como tantos otros adolescentes y adultos, muchos escritores y artistas de graffiti encontraron en su obra un concepto nuevo y revolucionario, un lenguaje propio y sutil, un estilo magnético por el que dejarse influir, una motivación que trasladar al muro.
Conocedores de este hecho Montana Gallery Barcelona rinde homenaje al genio de Moebius con una exposición colectiva comisariada por Anna Dimitrova y Albert Pons en la que se reunirán obras originales de más de 30 reconocidos artistas con estilos diferentes, pero algo en común, al menos en esta muestra: la influencia y admiración por la obra de Moebius.

Entre ellos: Alberto Orduña aka Blobs, Andrea Michaelson aka Btoy, D.O.C.S. (Pant, Bloke), Dems, Dhear, Egs, El Mac, El Niño de las Pinturas, Enric Sant aka Kikx, Fasim, Giorgina Ciotti, Grito, Herbert Baglione, Ilia Mayer, Jaba, Karina Eibatova, Keis, Kenor, Kram, LaHe, Liquen, Mark Bodé, Native, Omega, Pelucas, Popay, Resto, Roid, Rosh, Sawe, Satone, Saturno, Thabeat Valera, Turkesa, Zenoy.

Fuente: Montana Gallery

Cuándo

Del 13 de Julio al 1 de Septiembre de 2012.

Dónde

Montana Gallery – C/Comerç, 6 (Barcelona).

Read Full Post »

Shellsea Blue

Shellsea Blue

Más información en su web.

Read Full Post »

El trabajo de David Chaim Smith invoca reflexiones gráficas sobre el discurso propio de la alquimia, la Kabbalah, y otras tradiciones del ocultismo occidental.

 obra del artista david chaim smith alusiva a la alquimia, el  ocultismo y la kabalah

Gráficos exquisitamente articulados, entornos semi-abstractos que comparten narrativas trascendentales, y una estética alusión a la codificación de un mensaje –recordando que para acceder a ciertos nodos de información es preciso realizar ciertos méritos, son elementos que caracterizan la lúcida obra de este artista neoyorquino. Tal vez sobre decir que David Chaim Smith ha dedicado largos días y sus equivalente noches al estudio de la Kabbalah judía, la alquimia, y otras tradiciones místicas que no solo inspiran, sino que evidentemente también catalizan, su trabajo artístico.

Una de los aspectos más seductores del trabajo de Chaim Smith es que su gráfica no está diseñada solo para observarse, también te invita a la lectura. Y al decir esto no me refiero solo a los textos, tan discretos y como relevantes, que aparecen coronando alguno de los cúmulos geométricos que que componen la retórica ocultista de sus láminas sino que, fiel a la tradición del lenguaje de las aves, cada diagrama, cada línea, cada espacio en blanco, tiene la clara misión de comunicar algo impecable.

En otras ocasiones hemos tenido oportunidad de enfatizar en una cualidad del arte, que se refiere a favorecer la evolución del ser humano. Y generalmente tratamos ese tema cuestionando el por qué muchas propuestas creativas olvidan cumplir con su cuota de “bienestar social”, independientemente de cual sea la ruta que planteen para acceder a esta benévola abstracción. Pero hoy, a propósito de Chaim Smith, reflexionaremos brevemente sobre otra condición del arte, sobre una de sus facetas más cautivantes y dignas: lo sagrado.

Circumcision of the Walled Garden

Por un lado es claro que al ejercer nuestra creatividad coqueteamos con esa materia divina de la cual todos somos portadores. Al imaginar algo y posteriormente, con ayuda de un lenguaje como herramienta, nos consagramos como micro-deidades, o mejor dicho honramos a la divinidad de las cual todos provenimos –innegablemente fuimos bendecidos al ser diseñados para diseñar. Y una vez reafirmado lo anterior procedamos al concepto de arte sagrado.

Desde los monumentales Budas, los iluminantes jardines Zen, y las tankas acupuntúricamente trazadas, que forman parte de distintas vertientes del Budismo, hasta la elevada pulcritud con la que se inscribieron textos divinos en las paredes de las catedrales góticas, pasando por la elegante geometría alquímica, y la astro-estética de las culturas mesoamericanas, el arte sagrado ha sido un inseparable acompañante de toda religión y tradición mística que se haya gestado en la historia humana. Prolíferos altares, inspiradoras láminas, ritmos y entonaciones que conducen a planos sutiles que coexisten con la estepa material, todo ello da vida a una cualidad específica del arte sagrado: la facultad de enlazar mundos, de fungir como vivos portales que nos permiten acceder, o al menos echar un vistazo, al otro lado del telón – ‘through the looking glass’.

Pero más allá de adjudicar esta sacra cualidad al trabajo de Chaim Smith, la cual en mi opinión la tiene, si de técnica se trata, este artista que obtuvo su Maestría en Fine Arts por la Universidad de Columbia, denota una tajante congruencia entre lo que desea transmitir, a partir de su pasión por la tradición oculta, y los recursos técnicos de los cuales dispone para cristalizar esta noble intención. Complementariamente, al observar las láminas que sirven como suelo para erigir los diagramas cabalísticos y el manifiesto alquímico que difunde el neoyorquino, dificilmente el espectador dejara de acceder a ese coito metafisico, sensible, que popularmente llamamos “experiencia artística”, logrando así una comunión entre la divinidad compartida, su ser y el del “otro yo” –que busca incitar algo él, y que lo logra… el portal, entonces, se abre.

Diaphanous Reflections of the Streams and Drops

 

Song of Living Equations

Fuente: pijamasurf

Read Full Post »