Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Pensamientos’ Category

Amor libre

En la página 117 de “El Elemento“, Sir Ken Robinson dice:

En el siglo XVII, Richard Lovelace escribió un poema para su amada, Althea. Tomando la posición contraria, Lovelace dijo que para él una prisión sería un lugar de autonomía y libertad con tal de que pudiera pensar en Althea. Así es como acaba el poema:

Los muros de piedra no hacen una prisión,
ni los barrotes de hierro una jaula;
mentes inocentes y calmas toman
aquello por un hermitaño;
si yo tengo libertad en mi amor,
y dentro de mi alma soy libre,
solo los ángeles se elevan de tal modo;
disfruta de tal libertad.
Anuncios

Read Full Post »

De Alejandro Jodorowsky.

Read Full Post »

Genial punto de entrada a la historia de Irene, la protagonista de la novela “La gramática del amor” de Rocío Carmona. Una historia con muy buenas críticas que no todo el mundo comparte.

Read Full Post »

Mas cositas de Facebook…

Read Full Post »

“Sensualidad”

Otra joya encontrada en Facebook.

Un ser naturalmente sensual no necesita de un escenario ni de un publico, no está interpretando un rol. Simplemente goza de la vida y de las sensaciones que la vida le regala sin poner en marcha patrones automáticos de comportamiento, sin esquemas, viviendo cada instante con la atención total y absoluta que absorbe a un niño jugando.

¿Es esta una suerte para pocos afortunados?

Laura Orsina y Axel Cipollini

Read Full Post »

Me acuerdo siempre de esta escena:

Mi primo, mucho más chico que yo, tenía tres años. Yo tenía unos doce…

Estábamos en el comedor diario de la casa de mi abuela. Mi primito vino corriendo y se llevó la mesa ratona por delante. Cayó sentado de culo en el piso llorando.

Se había dado un golpe fuerte y poco después un bultito del tamaño de un carozo de durazno le apareció en la frente.

Mi tía que estaba en la habitación corrió a abrazarlo y mientras me pedía que trajera hielo le decía a mi primo: Pobrecito, mala la mesa que te pegó, chas chas a la mesa…, mientras le daba palmadas al mueble invitando a mi pobre primo a que la imitara… Y yo pensaba: ¿…? ¿Cuál es la enseñanza? La responsabilidad no es tuya que sos un torpe, que tenés tres años y que no mirás por dónde caminás; la culpa es de la mesa. La mesa es mala.

Yo intentaba entender más o menos sorprendido el mensaje oculto de la mala intencionalidad de los objetos. Y mi tía insistía para que mi primo le pegara a la mesa…

Me parece gracioso como símbolo, pero como aprendizaje me parece siniestro: vos nunca sos responsable de lo que hiciste, la culpa siempre la tiene el otro, la culpa es del afuera, vos no, es el otro el que tiene que dejar de estar en tu camino para que vos no te golpees…

Tuve que recorrer un largo trecho para apartarme de los mensajes de las tías del mundo.

Es mi responsabilidad apartarme de lo que me daña. Es mi responsabilidad defenderme de los que me hacen daño. Es mi responsabilidad hacerme cargo de lo que me pasa y saber mi cuota de participación en los hechos.

Tengo que darme cuenta de la influencia que tiene cada cosa que hago. Para que las cosas que me pasan me pasen, yo tengo que hacer lo que hago. Y no digo que puedo manejar todo lo que me pasa sino que soy responsable de lo que me pasa porque en algo, aunque sea pequeño, he colaborado para que suceda.

Yo no puedo controlar la actitud de todos a mi alrededor pero puedo controlar la mía. Puedo actuar libremente con lo que hago. Tendré que decidir qué hago. Con mis limitaciones, con mis miserias, con mis ignorancias, con todo lo que sé y aprendí, con todo eso, tendré que decidir cuál es la mejor manera de actuar.

Y tendré que actuar de esa mejor manera. Tendré que conocerme más para saber cuáles son mis recursos. Tendré que quererme tanto como para privilegiarme y saber que esta es mi decisión. Y tendré, entonces, algo que viene con la autonomía y que es la otra cara de la libertad: el coraje.

Tendré el coraje de actuar como mi conciencia me dicta y de pagar el precio. Tendré que ser libre aunque a vos no te guste. Y si no vas a quererme así como soy; y si te vas a ir de mi lado, así como soy; y si en la noche más larga y más fría del invierno me vas a dejar solo y te vas a ir… cerrá la puerta, ¿viste? porque entra viento.

Cerrá la puerta. Si esa es tu decisión, cerrá la puerta. No voy a pedirte que te quedes un minuto más de lo que vos quieras. Te digo: cerrá la puerta porque yo me quedo y hace frío. Y esta va a ser mi decisión. Esto me transforma en una especie de ser inmanejable. Porque los autodependientes son inmanejables. Porque a un autodependiente solamente lo manejas si él quiere.

Esto significa un paso muy adelante en tu historia y en tu desarrollo, una manera diferente de vivir el mundo y probablemente signifique empezar a conocer un poco más a quien está a tu lado.

Si sos autodependiente, de verdad, es probable que algunas personas de las que están a tu lado se vayan… Quizás algunos no quieran quedarse. Bueno, habrá que pagar ese precio también. Habrá que pagar el precio de soportar las partidas de algunos a mi alrededor y prepararse para festejar la llegada de otros (Quizás…)

Jorge Bucay

Read Full Post »

A nosotros que, sin copa ni vino,
estamos contentos.
A nosotros que, despreciados o alabados,
estamos contentos.
A nosotros nos preguntan: “¿En qué acabaréis?”.
A nosotros que, sin acabar en nada,
estamos contentos.

Mawlānā Ŷalāl al-Dīn Rūmī

Read Full Post »

Rescátame

Rescátame, mi Bella,… antes de que sea demasiado tarde.

Porque tu silencio me está matando lentamente.
Cada segundo que pasa la herida abierta por tu distancia
se va haciendo más y más grande.
Al principio podía taparla con una mano, luego necesité las dos.

Pero pensar que estás con otro la desgarra, la abre tanto
que no encuentro forma de contenerla.
Me desangro rápidamente. Y sólo tú puedes cerrar esta herida.
Pero no estás ahí. No hay piedad. No hay clemencia. El milagro no llega.

Necesito estar más fuerte que nunca
para hacer frente a la decisión que sé que tendré que tomar.
Pero el dolor es tan grande… y estoy tan agotado…
Mi mente sólo quiere evadirse. Desconectar. Huir.

Pero te prometí que sería fuerte por mí.
Y por tí.
Que sería fuerte por los dos.
Busco una y otra vez pero sólo encuentro fuerzas en mi propio dolor.

Así que sigo aquí, desesperado, moviéndome, arrastrándome,
adelante, siempre hacia adelante.
Buscando una salida a tanto dolor como nos estamos haciendo.
Pero la salida es todavía más dura que la herida que has abierto.

Mis manos están húmedas y miro al cielo extrañado.
Me doy cuenta que no llueve.
Son mis lágrimas que se han desbordado
sin ni siquiera darme cuenta.

¿Cuánto tiempo llevo llorándote?
¿Minutos? ¿horas? ¿días?
Meses.
¿Aún dudas de mi amor por tí?

Rescátame, mi Bella,… antes de que sea demasiado tarde.

Read Full Post »

Soledad

Los días pasan lentamente y sólo me acompañan estas canciones que expresan lo que siento por tí, mi Bella…

… cuando te quiero conmigo y no te tengo:

… y cuando logro apartar todo el dolor que me produce tu distancia y simplemente me entrego a tí sin condiciones:

Read Full Post »

Distancia

Cuando no es deseada puede ser muy, muy triste… y la espera, tan dura…

Mi Bella, ¿volverás a mí?.

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »